17 DE NOVIEMBRE, DÍA MUNDIAL DEL BEBÉ PREMATURO

El próximo 17 de Noviembre se celebra el Día Mundial del Prematuro, unos pequeños campeones que, a pesar de haber llegado antes de tiempo, demuestran una fortaleza y unas ganas de vivir increíbles.

Se considera que un niño es prematuro cuando nace antes de la semana 37 de gestación pero nos podemos encontrar con:

  • Prematuro tardío o casi a término: si nace entre las semanas 34-36. En este caso requiere pocos cuidados especiales.
  • Prematuro: cuando nace entre las semanas 27-33. Tiene un alto índice de supervivencia, pero puede sufrir secuelas como problemas visuales, auditivos o retraso psicomotor.
  • Gran prematuro: cuando nace entre las semanas 23-26. Suele pesar menos de 1kg y necesita muchas semanas de cuidados especiales.

Al final, la medicina neonatal ha evolucionado tanto que en los últimos 20 años el índice de supervivencia de los bebés con menos de un kilo ha pasado del 20% al 80%. Pero también es verdad que estos prematuros nacen con factores de riesgo biológico y con patologías, que exigen tratamiento desde los primeros días de vida. Y aquí es donde entra en juego el papel de los Centros de Atención Temprana como el nuestro. Un equipo multidisciplinar formado por logopeda, fisioterapeuta y psicopedagogo es fundamental para garantizar la calidad de vida de estos pequeños. Estimular a un bebé prematuro supone potenciar el crecimiento neuronal y la interconexión de una manera especial y diferente a la de cualquier otro bebé nacido a término. De ahí que la atención temprana sea tan importante, pues puede ayudar a prevenir problemas en el futuro desarrollo del prematuro.

Publicado en Uncategorized.